Revista LA FUNDACIÓN

Menu
Pregunta sin miedo: APOL responde

Pregunta sin miedo: APOL responde

por In Acción Social, Destacados (Portada) En 11 marzo, 2015


La plataforma que te ayuda en tu viaje por la vida

Una potente batería de psicólogos entrenados en la gestión de las emociones te espera. Si te abruma la infelicidad, la tristeza, la soledad, la ansiedad y otros sentimientos negativos en exceso busca la ayuda que te aportará aliviar estas cargas e incluso aprender a tomar soluciones para que desaparezcan de tu vida. APOL, la plataforma de apoyo online, desarrollada por Fundación MAPFRE y la Fundación Eduardo Punset, te lo pone fácil. Tú pregunta, que ellos responden.

Autora: Natalia Llopis

Nadie dijo que esta vida fuera un camino de rosas. De nosotros depende la calidad de nuestro paso por este mundo. Del mismo modo que vivimos el estallido del mundo fitness y cada vez son más las personas que cuidan su cuerpo, lo alimentan mejor y adquieren costumbres saludables ¿por qué no cuidamos con el mismo mimo y cariño nuestra mente?

Cierto es que las técnicas Mindfulness han hecho correr ríos de tinta, pero de nada valen si no las ponemos en práctica. Si no somos capaces de enfrentarnos a las cargas emocionales que nosotros mismos nos generamos o a aquellas a las que nos enfrenta la vida, recurrir a los profesionales nos aliviará en gran modo.

Para ello, Fundación MAPFRE y Fundación Eduardo Punset te proponen que accedas a su web y entres en la plataforma APOL, donde tendrás que rellenar un simple cuestionario en el que puedes escribir de forma breve aquello que te impide reconciliarte contigo mismo, la causa de tu tristeza, el momento difícil por el que atraviesas o el culpable de tu infelicidad, y su equipo de psicólogos te dará su mejor respuesta adaptada para tu caso particular. Después, suprimiendo datos personales, se colgará en la web para que puedas leer otras consultas que igualmente pueden ayudarte.

Celina Costas, directora científica de la Fundación Eduardo Punset nos indica que para acceder a este servicio «cualquier persona que lo desee puede enviar una consulta a APOL a través del formulario disponible en la web. Una vez recibida, la consulta será atendida por uno de nuestros psicólogos colaboradores y su respuesta será publicada en la plataforma eliminando todos aquellos datos que puedan identificar al usuario (cuando la consulta es publicada, la persona que la realizó recibe un mail de aviso con el enlace directo a la respuesta)». El uso de la plataforma es muy sencillo, «tan solo se necesita una conexión a Internet».

En España, según el Instituto Nacional de Estadística, INE, la muerte por suicidio duplica en número a los fallecidos en accidente de tráfico. Así en 2014, un total de 3.910 personas se quitaron la vida, convirtiéndolo en la primera causa de muerte no natural en nuestro país.

La prevención desempeña un papel determinante en estos casos. Hablar abiertamente puede ser de gran ayuda para personas que contemplan la idea de suicidarse. Por ello, los psicólogos de este proyecto tienden su mano a los que padecen sufrimiento y les ponen a su disposición toda su profesionalidad, que es mucha.

Todas las emociones, positivas y negativas, son necesarias, en su justa medida.

El objetivo general del proyecto es evitar el estigma y el aislamiento de personas que atraviesan momentos de gran sufrimiento ofreciéndoles un lugar donde expresar sus emociones y preocupaciones, y el hecho de que todos los visitantes puedan leer los casos publicados y hacer comentarios desde su propia experiencia, convierten a APOL en una herramienta que contribuye al bienestar de toda la sociedad. El servicio APOL satisface una necesidad social que no está suficientemente atendida en la sociedad actual y cumple la misión de disminuir el grado de ignorancia de la sociedad en temas psicosociales, incidiendo en la prevención

 

Perfil de los usuarios de la plataforma APOL

La Fundación Eduardo Punset ha establecido un perfil de usuario tras un análisis de casi tres años.

  • El 40% de las consultas se hicieron desde España.
  • El 40% desde países latinoamericanos con predominio de México.
  • Otros países de procedencia son Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Suiza, Andorra, Países Bajos o Italia.
  • El 73% tiene estudios superiores.
  • El 50% tienen pareja (casados, parejas de hecho, conviviendo con pareja, solteros con pareja…).
  • El 42,5% están en una situación laboral activa y un 20% son estudiantes.
  • El 69% de los usuarios no recibe ninguna terapia farmacológica ni psicológica.
  • El 62% manifiestan que les ha ayudado leer otros casos del archivo de la plataforma.
  • El 78% consulta las redes sociales cada día o varios días a la semana.

 

 

 

Eduardo Punset con Daniel Restrepo, director del Área de Acción Social de Fundación MAPFRE

El 75% de usuarios APOL son mujeres jóvenes

Tristeza, ansiedad, miedo, soledad y estrés, son las emociones experimentadas con más frecuencia por los usuarios de la plataforma, un perfil que sitúa a estos usuarios en una franja media que ronda los 32 años, de la que el 75% son mujeres. Estas son algunas de las conclusiones del Informe sobre los usuarios de la plataforma APOL, presentado recientemente en un acto presidido por Eduardo Punset y Daniel Restrepo, director del área de Acción Social de Fundación MAPFRE.

El informe, desarrollado por el catedrático de orientación psicopedagógica y experto en educación emocional de la Universidad de Barcelona, Rafael Bisquerra, es el resultado del análisis realizado con datos de casi 16.000 personas que han utilizado esta plataforma gratuita y de ámbito internacional entre 2012 y 2015.

«En la plataforma se reciben consultas de temáticas muy diferente» nos apunta Celina Costas. La pareja, el trabajo, la familia, las relaciones sociales, la educación, las discapacidades o el propio bienestar mental son algunos de los temas más recurrentes. APOL dispone de un archivo de casi 7.000 consultas y la disponibilidad de usar el buscador para localizar consultas sobre una temática específica, usando palabras clave. Celina Costa nos cuenta más detalles; «actualmente el APOL cuenta con un grupo de 30 profesionales, expertos en diversas áreas de la psicología, que responden voluntariamente las consultas recibidas.

El apoyo de Fundación MAPFRE ha sido fundamental en los últimos años, haciendo posible que hasta la actualidad se hayan respondido y publicado alrededor de 7.000 consultas. Además, son miles las personas que cada día visitan la web para leer o comentar los casos publicados y prueba de ello son los más de 25.000 comentarios que han sido ya moderados en la página. La herramienta informática también se ha ido mejorando con los años y desde finales del año pasado el sitio web de APOL se aloja directamente en el dominio de Fundación MAPFRE». Para la directora científica de la Fundación Eduardo Punset, «las redes sociales juegan un papel clave en la expansión de APOL hasta todos los rincones del planeta. Más de 1,1 millones de seguidores en Facebook y un millón en Twitter apoyan a Eduardo Punset en este proyecto, convirtiendo a APOL en una herramienta que contribuye al bienestar de toda la sociedad».

EDUARDO PUNSET, DIVULGADOR CIENTÍFICO

«Podemos aprender a ser positivos»

Escritor, político, economista y jurista, además de uno de los mayores valedores del apasionante mundo de la ciencia en nuestro país, Eduardo Punset es el impulsor de la plataforma de Apoyo Online (APOL), diseñada para dar respuesta a las personas que atraviesan momentos de sufrimiento y vulnerabilidad, proyecto en el que trabaja junto a la Fundación MAPFRE.

¿Es difícil hoy día ser feliz?

No es que sea difícil, es que la gente no se para a pensar que la felicidad está en sumergirse en lo que te apasiona, en no tener miedo al cambio; a cambiar de opinión, de profesión, de ciudad… Tampoco hay que tener miedo a conocerse por dentro, a entender nuestras emociones, a aprender a estar a gusto con uno mismo y a fiarse de la intuición.

¿Cuál es su receta para combatir el sufrimiento, una pérdida familiar, la ansiedad, la tristeza y otras emociones negativas?

Creer que cualquier tiempo pasado fue peor, como decía el psicólogo y científico cognitivo Steven Pinker.

¿Podemos programar nuestro cerebro para generar emociones positivas y minimizar las negativas?

Si, empatizando con el dolor de los demás. Aunque hay que aclarar que todas las emociones son necesarias en su justa medida. El miedo, que reconocemos como la más terrible y la más intensa de todas nuestras emociones negativas, nos ayuda a buscar estrategias para sobrevivir. La ira nos ayuda a defendernos de lo que nos hace daño y la tristeza fomenta el pensamiento analítico. La gente hace deporte y practica el amor para evitar el miedo y no sentir la soledad vinculada al miedo porque, como decía el médico-neurólogo Antonio Damásio, la mejor manera de desencadenar el final de una emoción negativa es generando otra emoción de la misma intensidad pero de signo contrario.

¿Cómo hacer para que nuestra mente no se convierta en nuestro peor enemigo?

Trabajando nuestra inteligencia social y emocional. Es muy importante para la sociedad que, desde que los niños son pequeños, se eduque en la gestión emocional, tanto en los colegios como dentro de las propias familias.

¿Se nace física o neurológicamente positivo o negativo?

Efectivamente los rasgos de la personalidad tienen un fuerte componente genético. Pero la ciencia ha demostrado que el cerebro tiene una asombrosa capacidad para adaptarse y cambiar. Las primeras conclusiones de la plataforma APOL dicen que el 75% de las consultas las realizan mujeres jóvenes

¿Les ha sorprendido dicho resultado?

No me ha sorprendido en absoluto. Las mujeres son más valientes a la hora de enfrentarse a lo que les pasa por dentro y más sensibles con sus emociones.

¿Nos comemos más la cabeza las mujeres que los hombres? ¿Estamos diseñados neurológicamente así?

El cerebro femenino cuenta con más neuronas espejo, responsables de la empatía, del saber ponerse en la piel del otro y comprender sus emociones. No significa que no existan en el cerebro masculino pero, por lo general, en las mujeres son más numerosas, lo que nos hace diferentes a la hora de relacionarnos. De las consultas que han recibido, muchas hacen referencia a problemas de pareja.

¿Por qué es tan difícil lograr el éxito y la armonía en este binomio llamado a entenderse?

Todos estamos predispuestos para el amor, pero existen muchos factores externos, culturales y sociales que interfieren en las relaciones. La empatía es uno de los factores clave para lograr el éxito en las relaciones de pareja. La educación y el tipo de apego que hayamos recibido de pequeños de nuestros padres son también otro factor que marcará nuestras relaciones futuras.

¿Se aprende a ser positivo? ¿Cómo?

Por supuesto que sí, se puede aprender a ser positivo y a ser feliz. Para ello hay que aprender a disfrutar, a emocionarse con el viaje, no solo con la conquista de los objetivos, y a no tener miedo al cambio. También es muy importante cuidarse por fuera, la alimentación y el deporte influyen en nuestro bienestar físico y, por tanto, también en nuestro bienestar mental.

¿Quién es Eduardo Punset?

❙ Nace en Barcelona, el 9 de noviembre de 1936.

❙ Es jurista, economista, político, escritor y divulgador científico.

❙ Excusas para no pensar, Viaje al optimismo; El sueño de Alicia o El viaje a la Vida son algunas de sus más recientes publicaciones.

❙ Es Doctor Honoris causa por la Universidad de les Illes Balears.

❙ Posee innumerables premios y reconocimientos a su trayectoria científica, divulgadora, periodística, de desarrollo tecnológico.

❙ Es, según la revista Foreign Policy, uno de los 10 intelectuales más influyentes de Iberoamérica (2012).

❙ Es padre de Elsa y Carolina Punset.


Sobre el autor

contribucion